Jefatura de Canelones

Historia del Edificio Jefaturial

 

 

La rica historia que tiene el emblemático edificio que hoy es la sede de la Jefatura de Policía de Canelones, comienza a fines del siglo XVIII, durante el “Periodo Colonial-Hispánico”. En 1780, un distinguido estanciero e Hidalgo del Principado de Asturias, Don Bernardo Suárez del Rondelo, adquiere el predio que será reconocido legítimamente en el Plano Fundacional de la Fundación Jurídica de la “Villa Ntra. Sra. De Guadalupe”, el 10 de junio de 1782. Se construye  una residencia de azotea, de importantes dimensiones, pasando por venta la propiedad un importante comerciante y propietario rural, también español Ambrosio Velasco, quien culmina la obra y la mejora en sus características arquitectónicas en 1806. Siendo un sólido edificio de corte señorial, de “Azotea Colonial” de 50 varas de frente al sur, frente a la Plaza de la Villa y 50 de fondo (Vara = 86 cm.), con una gran galería interior de tejas que daban a un patio cuadrangular, con aljibe y un gran fondo de corralón con árboles frutales y cocheras y dependencias para el personal, completando la media manzana. Tenía amplio salones de recibo, comedor y dormitorios y una gran cocina al patio, junto a los baños separados de la Familia y de la servidumbre.

 

 

 

Llegados los tiempos de la “Patria Vieja”, con la Revolución en el Río de la Plata”, Ambrosio Velasco, se mantuvo fiel al Rey de España, Fernando VII, por ser español y monárquico, abandono su propiedad en Villa Guadalupe, buscó refugio en la Corte Lusitana, que había establecido en Río de Janeiro Brasil, huyendo de Napoleón I Emperador de Francia, el Príncipe Regente de Portugal Juan VI, casado con la Princesa Carlota Joaquina de Borbón, hermana del Rey de España. Por esa causa, luego del “Congreso de Abril de 1813” del cual emana el “Primer Gobierno Económico-Municipal de la Provincia Oriental” el cual se establece en la Villa Guadalupe, por estar Montevideo ocupado por los españoles, el “General en Jefe José Artigas” manda al Comandante Manuel Calleros que tomara tres casas de “emigrados” (españoles realistas opositores) la principal y mas grande, la de Ambrosio Velasco, fue sede del “Primer Gobierno Patrio” que se instalo entre el 30 de abril y el 6 de mayo de 1813. Por tradición se mantiene  la fecha del “5 de mayo” como la más aceptada. El mismo sesiono hasta el 8 de Diciembre de 1813. De este “Gobierno Republicano y Democrático”, Artigas será su “Gobernador Militar” y sin igual “Presidente de la Corporación” debiendo declinar las funciones civiles de gobierno, para atender la “Guerra” y asuntos militares, en el Dr. Bruno Méndez distinguido jurista vicepresidente y en el secretario de gobierno Dr. Revuelta, también un gran jurista y humanista.

 

 

 

Este será el “Primer Gobierno Republicano y Democrático” del Río de la Plata y del Cono Sur de América, y de los primeros de América Latina. Del mismo se conocen dos proyectos constitucionales, uno para la Provincia Oriental y otro Federal Rioplatense, con separación de poderes ejecutivo, legislativo y judicial, soberanía basada en la Nación y reconocimiento del derecho natural de los Pueblos. Se preocupo la fundación de escuelas en toda la Provincia en la organización de la seguridad pública, de la justicia, de la salud, primer programa de vacunación antivarotica de la región del Plata. Ente gobierno “Patriota” dejo de funcionar por la tenaz oposición del Gobierno de Buenos aires, a cargo del Ejecutivo de Las Provincias del Río de la Plata, el cual era antifederal y unitario o centralista en beneficio de los intereses oligárquicos porteños.

 

Al crearse por artigas la Primera división Departamental de la Provincia Oriental, por decreto-ley del 27 de enero de 1816, Canelones fue uno de los seis primeros Departamentos con capital, en la Villa Guadalupe, se estableció la anterior sede del “Primer Gobierno Patrio”, donde funciono el Cabildo Departamental y la Comandancia de las “Milicias de Canelones” desde el 3 de febrero de 1816 a diciembre de 1817, cesando sus competencias en 1818. Las “Milicias de Caballería de Canelones” lucharon heroicamente en la “Batalla de India Muerta” en 1817, contra el Ejercito Real de Portugal defendiendo al suelo Patrio del invasor que usurpo los derechos soberanos de la Provincia Oriental.

 

 

 

Luego de la firma de los “Tratados de Paz de 1828” acordados por el Imperio del Brasil, Las Provincias Unidas del Río de la Plata y el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda como garante, con la firma definitiva de la “Convención del 4” de octubre , que reconocía la Independencia del Estado Oriental, como nación soberana.

 

 

 

 

 

Luego de la firma de los “Tratados de Paz de 1828” acordados por el Imperio del Brasil, Las Provincias Unidas del Río de la plata y el reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda como garante, con la firma definitiva de la “Convención del 4” de octubre, que reconocía la Independencia del estado oriental, como nación soberana.  Era impresorio la constitución legal del nuevo Estado, con sus leyes y gobierno republicano- representativo. A tales efectos se reunió en Villa Guadalupe, luego de San José, a principios de diciembre de 1828, la Asamblea Gral. Constituyente y legislativa del estado Oriental del Uruguay, el “18 de diciembre” por iniciativa de don Joaquín Suárez, Gobernador “ Sustituto” del Estado, se crea por Ley el “Primer Pabellón Nacional”, izado por primera vez en la Plaza de la Villa, luego del “ Té-Deum” en la Iglesia Parroquial, el “1ero de Enero de 1829”. El acto protocolar del izamiento del pabellón Nacional, estuvo custodiado por la División de Milicias de Canelones, comandada por el Cnel. Simón del Pino, antiguo oficial antigüista y uno de los “33 orientales”. Fue en ese periodo de tiempo en que se establece, en la sede que fue el “Primer Gobierno Patrio de 1813”, la Jefatura Provisoria Política y de Policía y la Comandancia Departamental de Milicias de Canelones, siendo su primer Jefe el ilustre Cnel. Simón del Pino, vecino de Villa Guadalupe.

 

 

 

A partir de 1830, de acuerdo con la Constitución de 1830 que rigió hasta 1918, al crearse los Gobiernos departamentales a cargo de los Jefes Políticos y de las Juntas Económicas- Administrativas, el histórico edificio, se transformó en la sede oficial del gobierno Departamental,  Jefatura Política y de Policía y Comandancia de la Guardia nacional de Canelones, que dependía directamente del Jefe Político y este a su vez nombrado por el Presidente de la Republica.  Los Jefes Políticos mas destacados por su actuación del SXIX fueron el Cnel. Simón del Pino, primer Jefe constitucional, el Cnel. Juan Ángel Golfarini,  vecino de Villa Guadalupe, quien fundo muchas escuelas, pueblos, templos y cementerios durante la “Guerra Grande” y comienzos del Gob. de Giró. El Comandante Mariano Berro, en los tiempos de los Gobiernos del Gral. Lorenzo Batlle y luego del Cnel. Lorenzo Latorre quien culmina la construcción del actual Edificio de la Jefatura de Policía de canelones, la obra del segundo piso fue de 1870- 1877, lugar donde se instalo la sede de la “Junta Económica- Administrativa del Departamento (Legislativo Departamental), al igual que la Comisión de Escuelas y de educación Departamental y la Fiscalía Departamental.

 

 

 

A comienzos del SXX, Jefe Político y de Policía Don Tomas Berreta sido mayor de la Guardia Nacional de Canelones, durante la Revolución Nacionalista de 1904, donde cayó prisionero, en el “ Combate de Fray Marcos” del Ejercito del General Aparicio Saravia y fue el mismo quien le salvo la vida y lo libero después, como reconocía Berreta en sus memorias , que con el tiempo será Intendente y un gran caudillo colorado en el Departamento de Canelones, llegando a ocupar altos cargos nacionales, de senador en varias oportunidades ministro y finalmente Presidente de la Republica. A partir de 1908, durante el Gobierno del presidente Claudio William, por ley, se separan las competencias ejecutivas del Jefe Político, pasando a desempeñar esas funciones ejecutivas del gobierno Departamental, el Intendente Municipal, siguiendo a cargo el Jefe Político de la Policía del Departamento hasta la nueva Constitución de 1918, cuando la misma comenzó a regir en 1919, el cargo del jefe de Policía será constitucionalmente hasta la actualidad el máximo cargo policial, designado directamente por el poder Ejecutivo Nacional.

 

 

 

La Intendencia Municipal de Canelones, siguió funcionando en el histórico edificio hasta 1947, el legislativo departamental, asamblea representativa departamental desde 1919 a 1934 y desde esa fecha hasta 1973, funciono la Junta Departamental de Canelones, en la planta alta de la actual Jefatura de Policía de Canelones.

 

 

 

Prof. Mag. Daniel Torena.

 

 

 

Fuentes:

 

            Archivo Gral. De la Nación. Arch. Gral. Administrativo. Siglo XIX – Montevideo.

 

 

 

Archivo Artigas. . –Tomos: XII, XV, XVI, XVIII, XIX, XX – Public. MEC. –Montevideo-Edit. 1950.

 

 

 

Archivo de la Jefatura Política y de Policía de Canelones, Siglo X, IX. Arch. Gral. De la Nación. Montevideo.

 

 

 

Periodo Colonial. Archivo Histórico Departamental de Canelones – Museo Histórico Departamental – “Cte. Juan Spikerman” – Canelones.

 

 

 

Archivo de la Junta Económica – Administrativa de Canelones – Archivo Histórico Departamental – Museo Histórico Departamental de Canelones “Cte. Juan Spikerman” – Canelones.

 

 

 

Revista Histórica. Museo Histórico Nacional. MEC – 1950-1959.

 

 

 

Arredondo Horacio “Civilización del Uruguay” Aspectos arqueológicos y sociológicos 1800-1900. Instituto Histórico y Geográfico del Uruguay. Montevideo 1915.

 

 

 

Investigación Académica de Historia de la Arquitectura.- Gral. Arquitecto Alfredo Campos. Revista del Inst. Hist. Y Geo. Del Uruguay. 1950-1955.- Montevideo.

 

 

 

Giurgia Juan.- “La arquitectura en el Uruguay”. Universidad de la Republica.- Montevideo Uruguay.